Bienvenidos

Información sobre los avances científicos del renacimiento

Tycho Brahe


Tycho Brahe ha sido considerado como el más grande observador  del periodo anterior a la     invención del telescopio e innovador en los estudios astronómicos. De  familia noble, carácter intrépido, e intolerante de las convenciones sociales, tuvo una vida muy  aventurera: viajó mucho, prosiguiendo siempre los estudios de astronomía que había comenzado  siendo joven, impresionado con el eclipse solar de 1560.

En 1576, el rey de Dinamarca Federico I le cedió la pequeña isla de Hven, en el estrecho de Sund,   donde Tycho hizo construir el observatorio más grande de su época, al que llamó Uraniborg, es decir, “ciudad del cielo”. Dotó el observatorio de monumentales y perfeccionados instrumentos, algunos de los cuales fueron ideados por él mismo: cuadrantes murales, sextantes, esferas armilares, escuadras y gnomones con gigantescas escalas graduadas para obtener la mejor precisión entonces posible en la determinación de las coordenadas celestes y de las otras medidas astronómicas.

En 1572 una estrella muy luminosa apareció en la constelación de Casiopea, alcanzando la luminosidad de Júpiter y después se fue apagando lentamente, aunque permaneció visible hasta marzo de 1574. Tycho la observó durante un año y medio, tratando de calcular con sus instrumentos y conocimientos la distancia con el método del paralaje, este consistía en medir la distancia a los planetas o estrellas cercanas se utilizan métodos de trigonometría elemental, se basa en la medición del movimiento aparente de un objeto con respecto a las estrellas más lejanas de la bóveda celeste que son la mayoría y están tan lejos que no parecen cambiar de posición. El astrónomo se dio cuenta que la estrella nova carecía de paralaje, lo que equivalía a admitir que se encontraba a una distancia infinita, o sea que pertenecía a la esfera de las estrellas fijas. Tycho Brahe publicó los resultados de su trabajo, provocando con él una verdadera revolución en el campo de las creencias astronómicas: por primera vez se demostró que las esferas superlunares no eran en absoluto inmutables, contrariamente a la opinión de Aristóteles.

En 1588, el astrónomo desmintió, con pruebas basadas en sus observaciones y medidas, la teoría de la naturaleza atmosférica de los cometas. Siguió con sus instrumentos al cometa aparecido el 13 de noviembre de 1577, midió su paralaje y, por lo tanto, la distancia, y concluyó que se encontraba a aproximadamente 230 radios terrestres, es decir, más allá de la Luna, que está a 60 radios terrestres.

Tycho rechazó el sistema copernicano no por ignorancia, sino por coherencia con sus observaciones. Él razonó de esta manera: si la Tierra girara a lo largo de una órbita alrededor del Sol, como pensaba Copérnico, el observador debería notar un desplazamiento anual (paralaje) en las posiciones de las estrellas fijas. Como Tycho nunca pudo medir ese desplazamiento, se convenció de que Copérnico estaba en un error. El razonamiento de Tycho era inaceptable: fue la insuficiente precisión de sus instrumentos lo que no le permitió apreciar el pequeño paralaje de las estrellas.

Autor: Ignacio Maranzana

Fuente:

http://www.cienciorama.unam.mx/index.jsp?action=vrArticulo&pagina=universo&aid=51

http://www.astromia.com/biografias/brahe.htm

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “Tycho Brahe

  1. Pingback: Tycho Brahe | TagHall

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: