Bienvenidos

Información sobre los avances científicos del renacimiento

Archivar en la categoría “Astronomia”

Galileo Galilei


El físico y astrónomo italiano Galileo Galilei (1564-1642) sostenía que la Tierra giraba alrededor del Sol, lo que contradecía la creencia de que la Tierra era el centro del Universo. Se negó a obedecer las órdenes de la Iglesia católica para que dejara de exponer sus teorías, y fue condenado a reclusión perpetua. Junto con Kepler, comenzó la revolución científica que culminó con la obra de Isaac Newton. Su principal contribución a la astronomía fue el uso del telescopio para la observación y descubrimiento de las manchas solares, valles y montañas lunares, los cuatro satélites mayores de Júpiter y las fases de Venus. En el campo de la física descubrió las leyes que rigen la caída de los cuerpos y el movimiento de los proyectiles. En la historia de la cultura, Galileo se ha convertido en el símbolo de la lucha contra la autoridad y de la libertad en la investigación.

Nació cerca de Pisa el 15 de febrero de 1564. Estudió con los monjes en Vallombroso y en 1581 ingresó en la Universidad de Pisa para estudiar medicina. Al poco tiempo cambió sus estudios por la filosofía y las matemáticas, abandonando la universidad en 1585 sin haber llegado a obtener el título. En 1589 trabajó como profesor de matemáticas en Pisa, donde se dice que demostró ante sus alumnos el error de Aristóteles, que afirmaba que la velocidad de caída de los cuerpos era proporcional a su peso, dejando caer desde la torre inclinada de esta ciudad dos objetos de pesos diferentes.

Otros importantes descubrimientos de Galileo en aquellos años son las leyes péndulo (sobre el cual habría comenzado a pensar, según la conocida anécdota, observando una lámpara que oscilaba en la catedral de Pisa) y las leyes del movimiento acelerado, que estableció después de trasladarse a enseñar en la Universidad de Padua en 1592. En Padua, sin embargo, y después en Florencia, Galileo se ocupa sobre todo en astronomía y lo hará intensamente hasta 1633.

En 1609 oyó decir que en los Países Bajos habían inventado un telescopio. En diciembre de 1609 Galileo había construido un telescopio de veinte aumentos, con el que descubrió montañas y cráteres en la Luna. También observó que la Vía Láctea estaba compuesta por estrellas y descubrió los cuatro satélites mayores de Júpiter. En marzo de 1610 publicó estos descubrimientos en El mensajero de los astros. Su fama le valió el ser nombrado matemático de la corte de Florencia, donde quedó libre de sus responsabilidades académicas y pudo dedicarse a investigar y escribir. En diciembre de 1610 pudo observar las fases de Venus, que contradecían la astronomía de Tolomeo y confirmaban su aceptación de las teorías de Copérnico.

A principios de 1616, los libros de Copérnico fueron censurados por un edicto, y el cardenal jesuita Roberto Belarmino dio instrucciones a Galileo para que no defendiera la teoría de que la Tierra se movía. Galileo guardó silencio sobre el tema durante algunos años y se dedicó a investigar un método para determinar la latitud y longitud en el mar basándose en sus predicciones sobre las posiciones de los satélites de Júpiter.

En 1624 Galileo empezó a escribir un libro que quiso titular Diálogo sobre las mareas, en el que abordaba las hipótesis de Tolomeo y Copérnico respecto a este fenómeno. En 1630 el libro obtuvo la licencia de los censores de la Iglesia católica de Roma, pero le cambiaron el título por Diálogo sobre los sistemas máximos, publicado en Florencia en 1632. A pesar de haber obtenido dos licencias oficiales, Galileo fue llamado a Roma por la Inquisición a fin de procesarle bajo la acusación de “sospecha grave de herejía”. Galileo fue obligado a abjurar en 1633 y se le condenó a prisión perpetua (condena que le fue conmutada por arresto domiciliario). Los ejemplares del Diálogo fueron quemados y la sentencia fue leída públicamente en todas las universidades.

La última obra de Galileo, Consideraciones y demostraciones matemáticas sobre dos ciencias nuevas relacionadas con la mecánica, publicada en Leiden en 1638, revisa y afina sus primeros estudios sobre el movimiento y los principios de la mecánica en general. Este libro abrió el camino que llevó a Newton a formular la ley de la gravitación universal, que armonizó las leyes de Kepler sobre los planetas con las matemáticas y la física de Galileo.

Bibliografia: http://www.astromia.com/biografias/galileo.htm

Autor: Ramiro Páez Rodriguez

Johannes Kepler


Johannes Kepler

Johannes Kepler nació en 1571. Estudió en la Universidad Protestante de Tübingen, en donde tuvo un profesor de matemáticas llamado Michael Maestlin el cual era partidario de la teoría heliocéntrica de Copernico. Kepler aceptó esta teoría, creyendo que el simple ordenamiento de los planetas fue un plan de Dios.

En el año 1594 desarrolló una hipótesis, la cual decía que el Sol ejerce una fuerza que disminuye de forma inversamente proporcional a la distancia e impulsa a los planetas alrededor de sus órbitas. Con sus pensamientos, logró demostrar las teorías de Copérnico.

El sistema de Kepler funcionaba de forma muy aproximada a las observaciones, salvo por Mercurio. Kepler fue invitado por Tycho Brahe para que, basándose en sus observaciones, trabajara con él como asistente y así poder calcular las órbitas de los planetas. Cuando murió Brahe, Kepler fue quien lo sucedió en el cargo de matemático imperial.

Una de sus obras más importantes fue Astronomía nova, que fue el resultado de sus esfuerzos para calcular la órbita de Marte. Este muestra las leyes de Kepler sobre el movimiento de los planetas. La primera ley dice que los planetas giran en órbitas elípticas con el Sol en un foco. La segunda ley, nos dice que un planeta girará con mayor velocidad cuanto más cerca se encuentre del Sol.

Luego, Kepler se hizo matemático de los estados de la Alta Austria. Publicó su “Harmonices mundi Libri”, el cual en su sección final contiene otro descubrimiento sobre el movimiento planetario, que podemos considerar como la tercera ley de Kepler: la relación entre el cubo de la distancia media de un planeta al Sol y el cuadrado del periodo de revolución del planeta es una constante y es la misma para todos los planetas.

También publicó un libro llamado Epitome “Astronomiae Copernicanae” (Astronomía de Copérnico), el cual contiene todo lo que descubrió Kepler en su vida. Kepler fue la influencia capital de muchos astrónomos en las siguientes décadas.

La última obra que se dio a conocer de Kepler fueron las Tablas rudolfinas. Basándose en los datos de Brahe, las nuevas tablas del movimiento planetario reducen los errores medios de la posición real de un planeta de 5° a 10′. Isaac Newton se basó en las teorías y observaciones de Kepler para formular su ley de la gravitación universal.

Autor: Brian Rojas

Fuente:

http://www.astromia.com/biografias/kepler.htm

Tycho Brahe


Tycho Brahe ha sido considerado como el más grande observador  del periodo anterior a la     invención del telescopio e innovador en los estudios astronómicos. De  familia noble, carácter intrépido, e intolerante de las convenciones sociales, tuvo una vida muy  aventurera: viajó mucho, prosiguiendo siempre los estudios de astronomía que había comenzado  siendo joven, impresionado con el eclipse solar de 1560.

En 1576, el rey de Dinamarca Federico I le cedió la pequeña isla de Hven, en el estrecho de Sund,   donde Tycho hizo construir el observatorio más grande de su época, al que llamó Uraniborg, es decir, “ciudad del cielo”. Dotó el observatorio de monumentales y perfeccionados instrumentos, algunos de los cuales fueron ideados por él mismo: cuadrantes murales, sextantes, esferas armilares, escuadras y gnomones con gigantescas escalas graduadas para obtener la mejor precisión entonces posible en la determinación de las coordenadas celestes y de las otras medidas astronómicas.

En 1572 una estrella muy luminosa apareció en la constelación de Casiopea, alcanzando la luminosidad de Júpiter y después se fue apagando lentamente, aunque permaneció visible hasta marzo de 1574. Tycho la observó durante un año y medio, tratando de calcular con sus instrumentos y conocimientos la distancia con el método del paralaje, este consistía en medir la distancia a los planetas o estrellas cercanas se utilizan métodos de trigonometría elemental, se basa en la medición del movimiento aparente de un objeto con respecto a las estrellas más lejanas de la bóveda celeste que son la mayoría y están tan lejos que no parecen cambiar de posición. El astrónomo se dio cuenta que la estrella nova carecía de paralaje, lo que equivalía a admitir que se encontraba a una distancia infinita, o sea que pertenecía a la esfera de las estrellas fijas. Tycho Brahe publicó los resultados de su trabajo, provocando con él una verdadera revolución en el campo de las creencias astronómicas: por primera vez se demostró que las esferas superlunares no eran en absoluto inmutables, contrariamente a la opinión de Aristóteles.

En 1588, el astrónomo desmintió, con pruebas basadas en sus observaciones y medidas, la teoría de la naturaleza atmosférica de los cometas. Siguió con sus instrumentos al cometa aparecido el 13 de noviembre de 1577, midió su paralaje y, por lo tanto, la distancia, y concluyó que se encontraba a aproximadamente 230 radios terrestres, es decir, más allá de la Luna, que está a 60 radios terrestres.

Tycho rechazó el sistema copernicano no por ignorancia, sino por coherencia con sus observaciones. Él razonó de esta manera: si la Tierra girara a lo largo de una órbita alrededor del Sol, como pensaba Copérnico, el observador debería notar un desplazamiento anual (paralaje) en las posiciones de las estrellas fijas. Como Tycho nunca pudo medir ese desplazamiento, se convenció de que Copérnico estaba en un error. El razonamiento de Tycho era inaceptable: fue la insuficiente precisión de sus instrumentos lo que no le permitió apreciar el pequeño paralaje de las estrellas.

Autor: Ignacio Maranzana

Fuente:

http://www.cienciorama.unam.mx/index.jsp?action=vrArticulo&pagina=universo&aid=51

http://www.astromia.com/biografias/brahe.htm

Nicolás Copérnico


Nicolás Copérnico (1473-1543) fue un astrónomo polaco. Su teoría sobre el heliocentrismo fue desarrollada en los primeros años de la década de 1500, pero se publicó años después. Se oponía a la teoría de Ptolomeo, entonces vigente, según la cual el Sol y los planetas giran alrededor de una Tierra fija. Al principio, Copérnico dudó en publicar sus hallazgos porque temía las críticas

Nicolás Copérnico

de la comunidad científica y religiosa. A pesar de la incredulidad y rechazo iniciales, el sistema de Copérnico pasó a ser el modelo del Universo más ampliamente aceptado a finales del siglo XVII.

Teoría del Heliocentrismo:

Las ideas principales de su teoría son:

  • Los movimientos celestes son uniformes, eternos, y circulares o compuestos de diversos ciclos (epiciclos).
  • El centro del universo se encuentra cerca del Sol.
  • Orbitando alrededor del Sol, en orden, se encuentran Mercurio, Venus, laTierra y la Luna, Marte, Júpiter, Saturno.
  • Las estrellas son objetos distantes que permanecen fijos y por lo tanto no orbitan alrededor del Sol.
  • La Tierra tiene tres movimientos: la rotación diaria, la revolución anual, y la inclinación anual de su eje.
  • El movimiento retrógrado de los planetas es explicado por el movimiento de la Tierra.
  • La distancia de la Tierra al Sol es pequeña comparada con la distancia a las estrellas.

 

Copérnico no fue invitado a publicar sus descubrimientos hasta el año 1536, propuesta que rechazó para evitar la reacción hostil de los teólogos romanos. Año despues, un seguidor suyo llamado Raetico (1514-1574), publicó un breve resumen de sus obras en un libro llamado la “Narrado Prima”, publicado en Danzig en 1540.

Autor: Federico Tirachini

 

fuentes: Nicólas Copérnico

2

Navegador de artículos